#Depresión la infravalorada #enfermedad

La depresión es la enfermedad más infravalorada que a día de hoy podemos encontrar. Por un lado es signo de debilidad. – Una persona deprimida no ha podido hacer frente de los problemas y se ha hundido – Y por otro lado tomamos su nombre en vano, como algo muy común en nuestro día a día, para definir cualquier etapa de tristeza que podamos estar pasando. – Estoy deprimido, mi cantante favorita se ha partido una uña

¿Qué es realmente la depresión?

La DEPRESIÓN es una enfermedad que nos incapacita para vivir. Afecta en el mundo a más personas que el cáncer y casi tantas como enfermos cardíacos.

¿A quién le afecta?

No existe un patrón exacto para definir a quiénes les puede afectar más. Nos puede afectar a TODOS independientemente de la edad, el nivel económico, el sexo…

¿Qué hace?

Nos encontramos con una gran diversidad de resultados derivados de la depresión:

  • Cambios en los estados de ánimos. Tristeza, sentimientos de inutilidad y desesperanza. Un enorme desplome de la autoestima y la confianza. Sentimientos de culpabilidad o desprecio hacia sí mismo. Fastidio, irritabilidad y descenso del aprecio por las cosas cotidianas que antes gustaban
  • Cambios Cognoscitivos. Afectando a los procesos de la memoria y el pensamiento, dificultando la concentración, la toma de cualquier decisión por simple que sea.
  • Cambios físicos. Provocando un desorden del sueño y la comida. Derivando a su vez en dolencias varias, cansancio, lentitud…
  • Cambios de comportamiento. Descuido de la higiene e imagen. Aumento de los conflictos.

Existen a su vez varios tipos de estados de depresión que ÚNICAMENTE un profesional sanitario debe de diagnosticar. Podemos encontrar:

  • Depresión mayor: Es la más frecuente que afecta a un mayor número de personas. Es la más recurrente, ya que si pasamos un proceso de depresión mayor es posible tener una recaída en un 50%.
  • Distimia: Es un proceso de depresión leve con una posible durabilidad de entre dos y cinco años. En la cual siempre se tiene una perspectiva de tristeza y pensamientos sombríos en todo lo que nos rodea y lo que hacemos.
  • Transtornos de adaptación: A veces preceden a la depresión mayor. Debido a una causa que se nos escapa de las manos (ruptura sentimental, diagnóstico de una enfermedad, pérdida de empleo…) La respuesta a estos acontecimientos son síntomas de depresión pero los criterios no llegan a ser una depresión mayor.
  • Transtornos bipolares, Depresión suicida, Depresión aguda o crónica, …

¿Qué podemos hacer?

Desde el coaching, los coach no podemos ni debemos tratar ningún tipo de enfermedad. Es por ello que mi primer consejo es NO confíes en nadie que te diga que puede curarte, huye de los gurús que dan soluciones fáciles. El coaching es una herramienta de tránsito para conseguir la motivación suficiente para llegar a una meta. Podemos aconsejarte, podemos ser una herramienta de auto-guía. Y como coach mi segundo consejo ante esto es:

Si piensas que tienes depresión, que puedes estar entrando en un proceso leve de esta enfermedad. Rodéate de la gente que te quiere y te hace fuerte. NO pienses que eres débil por solicitar ayuda, el cobarde calla, el valiente afronta los problemas y como tal lo haces. Ve a un médico para que pueda darte las mejores indicaciones ante éste caso. Y RECUERDA, que tú, sólo tú; marcas tu camino al andar y si necesitas hacer un parón en el camino para descansar, es para recuperar fuerzas y subir más alto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s