Fondo de libros

  
Palabras mal folladas que rumian ser piel. No saben bien ellas, componer libros, morir a deshora. 

Que no les falte cocaína a los poetas, que esnifan sus lamentos. 

Que no les falten ojetes que partir a los mariconudos, que arañan, apuñalan y se creen santos. 

Y a mí, que no me falte de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s