Ella es mi ejemplo

Ella volvió esa noche, como todas las otras anteriores, a levantarse sin hacer ruido. Aunque se ahogaba entre suspiros que la dejaban como una pobre sin aire, intentó arrancarse una sonrisa desde las entrañas, pero le dolió hasta las tripas. Al mover la cabeza recordó el vacío de los pendientes, aquellos que se ponía, largosSigue leyendo “Ella es mi ejemplo”