Alma

Él se levanta de la cama. La mira. Primero lo hace con desprecio de verla aún allí. Después, ese desprecio le hace tenerle pena. Tiene pena de despreciarla. Y esa pena hace que la desprecie más. Ella duerme con tranquilidad. Con sumo cuidado se marcha sin despertarla. Ella lleva despierta toda la noche y seSigue leyendo “Alma”

Se ahogó la hormiga caminando sobre el olivo

Subía la cuesta una viuda sin aliento, buscando algún muerto para llorar. Vi tu imagen reflejada en el vestido de la viuda que andaba. Tiraba del velo, cortaba flores. Tu imagen reflejada. La primera vez que lloré contigo, recitábamos poemas, bebíamos letras. Mojábamos el agua y pescábamos planetas. Se paró una viuda que subía unaSigue leyendo “Se ahogó la hormiga caminando sobre el olivo”

Sueño

Soñé que tenía un sueño. Que no existía vida sin males, que las tristezas huían por las puertas, lejos de mí. Que no existían vidas, sino sueños. El viento era cálido como aquellas tardes frías de verano. Se hacían pequeños remolinos de aire que levantaban papeles raspando las paredes en la hora de la siesta.Sigue leyendo “Sueño”

Aparece

Aparece la luna con mandil de lunares perfume de rosas y sonrisas de azahares. Perdida en el monte queda, la vecina que lava manteles, carcomidos por bautizos con agua de claveles. Montados a caballo civiles en busca de un gitano. Con las frentes de charol sin pena y las manos de frío marmol. Paran aSigue leyendo “Aparece”

Anocheció

Anocheció sin darme cuenta, sólo cuando salió la luna me dolieron los pechos. Y sin nadie a quién amamantar, tuve más sed. Cerca de allí, de aquel lugar, cualquier lugar; me senté. Desnudé mi torso al viento que me acompañaba con algo de violencia. Derramé sobre las flores y plantas la leche sobrante de miSigue leyendo “Anocheció”

(Re)conocer

 Yo te conozco. El olor de tus lágrimas enjuagadas en mi rostro blanquecino. Reconozco tu sombra postrada en el cabecero de mi cama. Envuelta en sábanas tu figura ausente abrazando mi alma. Adivino el sabor de tus labios derretidos de cera en mis manos. Echo en falta tus muslos que aprisionan mi garganta porSigue leyendo “(Re)conocer”

Esas horas, las que no tenemos

4 Septiembre 2008 Hace ya algún tiempo que se quedó, algún tiempo que me saluda con el mismo beso de todas las mañanas; al menos para mí. Desde ese momento, en las horas muertas de los días, me rodeo de recuerdos. Retengo en mi mente los segundos en los que su mirada de cada nocheSigue leyendo “Esas horas, las que no tenemos”

#Luna y un elogio

  La luna nos acosa, dentro de frascos de cristales, porque enjaulada la dejamos bajo abrazos desenlazados. La luna nos mira inquieta, en un cielo que la nubla, porque se siente celosa de los besos que besados se exterminan. La luna es nuestra amante y cansada se queja, del amor que desprende mi pecho sobreSigue leyendo “#Luna y un elogio”

Día

Algún día, se oirán como caen los ángeles desnudos del cielo, en algún momento que no esperemos, que pase nunca más. Algún día, se quitarán las ropas las monjas recatadas, para sorprender a las nubes que sinceras, ni las miran. Y cuando llegue aquel día, ese momento que no nos llega. Sonreirán los pájaros conSigue leyendo “Día”