Feria del libro de Mijas

Este fin de semana, en el parque Andalucía de las Lagunas en Mijas, se celebrará la Feria del Libro los días 20, 21 y 22.

Y en esta ocasión, tendré la oportunidad y el honor, de poder abrir el domingo 22 presentando mi libro “Las mujeres que fui” en la carpa central. El acto comenzará a las 11:00 de la mañana, y seguidamente mi gran amigo y compañero Augusto López, presentará “Las aventuras del Doctor P. Dante” y “Abeceros” a las 11:25

Después estaremos firmando ejemplares en la carpa de Librerías Proteo – Prometeo compartiendo sonrisas, cariño y los trozos del alma en letra y papel.

Feria del libro de Mijas

Web de Hecho en Mijas: http://hechoen.mijas.es/feria-del-libro-de-mijas/

Anuncios

Las mujeres que fui

Presentación 5El pasado 25 de octubre, pude compartir un pequeño rayo de luz, mi primer libro “Las mujeres que fui”. Después del miedo inicial de publicar en solitario, de vueltas y búsquedas de fórmulas de auto-engaño, rompí en pedazos las incertidumbres para envolverme con un fino manto de CERTEZA.

Las mujeres que fui” es una pequeña novela compuesta de tres relatos: Salomé, la mujer del vientre de oro que seduce y que ahora es seducida. Alma, la segunda mujer que nunca pudo tener otro nombre que no fuese ese. Y Ella, una mujer sin nombre, que intenta controlar todo excepto el amor que se le escapa entre los dedos.

Fue un placer compartirlo con Ecuación Natural, la nueva tienda de cosméticos naturales en la calle Ramón Franquelo del centro de Málaga; con lacolaboración en la organización de Flor Zen, la preciosa tienda floral de Calle Beatas y la Asociación Barrio Picasso.

Presentación 10

En ésta nueva apuesta editorial de Mitad Doble, siempre tendré que agradecer a mis compañeros Augusto López, Amor de Pablo, Juan José L Gallego, Mon Magán, Laura Cerezo y Malú Porras (ésta última además prologuista de la novela) por estar siempre apoyando

A mis queridos amigos de la Librería Proteo, Jesús, Pepe por estar aconsejando y todo el equipo de la librería, Susana, Rosa, Carmen… ¡Todos! Escaparate Proteo

Ya todos, sumarme una vez más por haberme arropado, por compartir este momento conmigo, aunque incluso en la distancia; mi mitad estuvo tan presente como siempre.

¡Os quiero!

Si estás interesado en comprar el libro puedes solicitarlo en Librerías Proteo o en cualquier librería o haciendo click AQUÍ

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las mujeres que fui

Las mujeres que fui es la pequeña apuesta en la que el amor que se vive de forma cotidiana lucha contra el miedo y la resignación. Salomé es la primera de las tres protagonistas, recorre las calles de forma altiva encubriendo su corazón. Alma, protagonista del segundo relato, nunca pudo tener otro nombre que no fuese ese. Y la última historia, transcurrida entre recuerdos, el sol de las calles curvadas de la ciudad, intenta poner el cierre de forma muy sutil.

Las mujeres que fui
Jonatan Santos Moreno
Prólogo de Malú Porras
ilustración de portada, Sergio Moreno
Año de edición: 2014
ISBN: 978-84-942050-4-0
Precio: 5 €

 

Comienza la #Novela

IMG_5845-0.JPG

IMG_5843.JPG

Y comienza la esperada cuenta atrás.
Las mujeres que fui es un proyecto que comenzó con todo mi amor, hace cuestión de unos años. Se gestó en los talleres de Mitad Doble, aún cuando se daban en Calle Santa María (Ahora se dan en la Librería Proteo)
Ese esbozo se convirtió en un proyecto más serio y mi querido amigo Augusto López no dejó de dudar un momento -Tienes que publicarlo-
Y con las mangas remangadas puse en marcha mi exposición Libros Colgados. Después de reponer durante tres meses, más de cuatro veces la exposición debido a sus ventas, ahora miro entre mis manos, un pequeño hijo.
Con el prólogo de María Luisa Porras (la cual adoro), maquetado por Món Magán, corregido por Pilar Arijo y apoyado por mis amados mitaddobleros. Sale adelante.
Ahora mi turno, dejarlo ir, y el del lector, recogerlo.

#Taller de #EscrituraCreativa Juvenil

IMG_5673.JPG

IMG_5672.JPG

IMG_5674.JPG

Hoy como cada Martes, en la Librería Proteo, imparto el taller de Escritura Creativa Juvenil.
Mis alumnos (que nunca pensé poder decir eso de mis alumnos) ríen con pequeñas bromas entre ellos.
Nunca pensé que estos momentos podían llenar tanto, ver como crecen y cada vez escriben mejor de una forma tan atípica como la mía. Hoy cada uno debe de hacerlo con restricciones, uno sin utilizar comas, otro sin los puntos… Para que puedan de un modo u otro conseguir desatar esa furia que llevan dentro.
¡Prepárate mundo artístico!

#LibrosColgados Cuarta Edición

Presentación

Y no hay dos sin tres, pero tampoco cuatro. Es la cuarta vez que, desde hace dos meses, se ha vuelto a reponer todos los lienzos, expuestos y a la venta, en la Librería Proteo de Málaga.

El orgullo es inmenso para mí, como autor de este pequeño proyecto, el cual no esperaba la inmensa acogida recibida.  Y el, siempre infinitvo, apoyo de mis compañeros de Mitad Doble y Librerías Proteo.

Es por ello que durante todo el mes de septiembre, he regalado a la librería ocho pequeños Libros Colgados, para que todos puedan participar en varios sorteos que irán preparando.

A todos, nuevamente, gracias eternas. Y animar a participar en todo este proyecto, el cual va dirigido como una campaña para la publicación de mi primera novela. Gracias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Exposición “Libros colgados”

la foto 1(1)

 

 

Después de tanto aludir los caminos, de subidas y bajadas, llantos y risas; pensé en que al final toda mi alma la tenía que colgar.  Mis manos y mi espíritu es una letra tras otra que no deja de unirse a las demás, que termina por componer mi mundo. Y con todo un universo por compartir.

La exposición “Libros colgados” son lienzos donde he plasmado con mi vieja máquina de escribir, aquello que me corre. Vueltos a montar de nuevo, uno a uno, terminé de contar esa historia pintando con el corazón.

Cada uno de ellos, es original y único, formando trozos de mi aliento.

Agradecer la colaboración incondicional de Mitad Doble y Librerías Proteo.

 

Atardecer en la cama

20140301-235611.jpg(Foto Maite Fernández-Campón)

Por eso, de aquello de que te quiero,

de síntesis infrahumanas,

de pensar que todo acaba como empieza.

De las calles que se vuelven penumbra cuando asoma la luna,

caminando entre escombros de pasados marchitos,

olvidados.

Por eso, de conocerte sin conocer,

de hablar contigo sin voz.

Por eso y sólo por eso,

te quiero.

Riendo me tumbé, guardando debajo de la cama,

en una caja vieja de zapatos;

el sol.

Tiré por la ventana las manillas del reloj dejándolo en silla de ruedas.

Mi taquicardia extrema, me tranquilizó

La ciudad dormía apagada,

con luces cansadas de trabajar.

El recuerdo de tu sudor amargo,

se me calaba en la piel,

entorpeciendo mi respiración.

Me senté en la cama dándole una patada a la vieja caja de zapatos.

Intentando saber,

si anoche,

soñé.

Algún día

20140301-235504.jpg

(Foto Maite Fernández-Campón)

Según vivimos, actuamos de un modo u otro. Dependiendo siempre de aquellas cartas, que nos han dado para una partida, sabida de antemano, perdida.

Algún día, se oirán como caen los ángeles desnudos del cielo, en algún momento que no esperemos, que pase nunca más.

Algún día, se quitarán las ropas las monjas recatadas, para sorprender a las nubes que sinceras, ni las miran.

Y cuando llegue aquel día, ese momento que no nos llega. Sonreirán los pájaros con los picos engalanados.

Aquel día, en el que explotará el corazón palpitante en la boca.

Algún día que aprendamos a hacernos el amor, un día que no sabemos en qué calendario se esconde, ni en qué agenda está anotado.

Ese día que se repetirá en sus noches yo dejaré de escribir, para que tus noches sean las mías.

Algún día.

Desde el betún de Judea

20140301-235352.jpg

(Foto Maite Ferández-Campón)

Desde el betún de Judea que me bañó la piel, perseguimos los sueños que resbaladizos, se escapan entre los dedos.
Los besos quedan olvidados tras las puertas, cerradas con cal y sin canto de sirenas que no dicen nada.
Y consumidas las velas que alumbraron nuestros cuerpos, no parpadean sobre ninguna piel abandonada.
La suerte se me convierte en una baraja mal mezclada, en una cuestión de pasos de bailes ya ensayados.
Y el pasado un pañuelo con viejos aromas que utilizamos cada invierno.