#Recomiendo #leer “Crónicas del mal amor” de Presina Pereiro

El amor, un bálsamo para el alma cuando es correspondido, pero una tortura cuando no es así. El llanto se vuelve el diálogo del dolor, la tristeza el semblante y lo que una vez, en tantas novelas, era el fin adecuado y que justifica todos los medios para conseguirlo; para el personaje es el camino del sufrimiento en cada una de las páginas .

El imperio Otomano que se enfrenta en la cruel (y desconocida para muchos) batalla de Lepanto. En la que el gran emperador español, se enfrentó de forma directa por el control absoluto de Europa y el Mediterráneo. Y ese gran acontecimiento, que marcó un antes y un después, hizo que cambiase el rumbo de los acontecimientos para una simple embarcación y una mujer.

Presina Pereiro, no nos intenta dar lecciones de historia, sino de vida. En la que después, de esa gran batalla naval, crea un personaje duro, con una personalidad sometida ante una cristiandad que se impone por la fuerza. Su maestría en las letras es algo que me llamó la atención desde el primer párrafo. Siempre, los escritores que se documentan en exceso, nos intentan volcar hasta la saciedad, de aquello que saben; pero en este caso no. Las pinceladas históricas, son únicamente para ambientarnos. La Sevilla capital que comercia con los vencidos, el dolor reprimido de los personajes, que son trasladados a una Málaga que se aprovecha de las desgracias ajenas; y en el centro de todo, ella: la mujer.

Yo, que adoro el papel de la mujer en la literatura, me enamoré del poder hipnótico del la forma de narración de la novela. Escrita de una forma muy personalista, me mostró qué pudo sentir la mujer de aquella época, en la que, arrancada de su mundo, es vendida, violada y sometida por otra cultura y por el hombre. Su mundo, desmoronado y sumergido en aquellos barcos perdidos en el mar, se sumerge además su futuro, su amor y su vestido de amor.

Anuncios

Vista de un personaje

Tiene los ojos manchados de soledad. Por las mañana el escozor en ellos es una canción desesperada, y como un nerudiense, se cree poeta. 

Despierta cada día en una habitación de paredes mohosas, una ventana con cristal rajado y una puerta confiscada. A primera hora recuerda sus sueños, e intenta hacer todo lo posible por olvidarlos. 

Su aliento es vidrioso, cortante, como si al hablar sintiese un pequeño bisturí en la garganta. 

Abre una carta que recibió el día anterior. En sus manos, el tacto del papel se le hace insoportable, una sensación de puercoespín. Recuerda que por eso nunca llegó a escribir, aunque se le daba bien (o eso creía). 

La mañana se le presenta como otras, sin más que un palpitar seco en el pecho, un resquemor en la cabeza y un dolor de pulmones. 

Estornuda, un sabor de anís estrellado se le cuela en la nariz. Un fuerte olor a humo inunda la calle: han abierto de nuevo los bares para ventilarlos, piensa. Y una vez, con un desayuno de sobras de pan y agua-chirri con café, se siente preparado para el primer cigarro de un tabaco negro irrespirable. 

Pasea por la calle, porque no hay nada más que hacer por ella. La guerra se ha ceñido con todo, y más que nada, con todos. Los cristales se amontonan en cada esquina, arremolinándose con hojas secas y octavillas que vuelan en remolinos con el aire de levante. 

Es temprano, la humedad se resiente en el adoquinado. No hay nubes, ni sol ni bombarderos. 

La ciudad se le antoja un salmo bíblico sin sentido, un mantra que por mucho que la pasea, no termina de acostumbrarse a ella. 

Llega a la desembocadura del río y una nata acorchada, se mece sin siquiera tocar el agua. 

A su derecha comienza la playa del Bulto. Una mujer vestida de negro, joven, con el pelo arañando su espalda; camina con los pies engullidos en la arena. Es bella, al menos, tiene esa belleza que da el hambre y la pena. Una belleza escuálida, de color perla que hace la piel brillar. 

La mira y apura otro cigarro, no le importa gastarlos, ya no importan demasiadas cosas. 

Ella sale de la arena, descalza, con unos zapatos tan desgastados como sus ojeras, se sacude los pies con golpes. Siente en sus manos la textura de la planta de sus pies, la sequedad de los talones, agrietados hasta provocar senderos inconclusos. 

El cigarro se le termina, un aire de poniente se levanta perezoso y disemina las cenizas. Al fondo se comienzan a oír unos motores, que rompen con furia el cielo. El estruendo es monótono, solo les hace mirar al cielo y suspirar. La costumbre les hace ver las tripas abiertas de los aviones sin sorpresas. La caída de las bombas es simple, elegante dibujando una línea que impacta con tranquilidad. 

El estallido es seco. Él se limpia los ojos, aún le escuecen. 

#Libro recomendado “La desbandá” de Luis Melero

Comencé hace un año con mi proceso de documentación, para la novela que anda entre mis manos y mi corazón. Un amor en la guerra civil, una historia familiar que ha corroído los sueños de mis mayores. Y entre todos los libros que debía leer, uno esencial que no lograba encontrar. Y por y para mi sorpresa, Ediciones del Genal, la publica.

“La desbandá” de Luis Melero, introduce a la perfección todo lo que ocurre desde el estallido de la guerra, la situación de las familias, los barrios y sus calles. Qué comían, cómo sobrevivían, qué intentaban hacer para salir adelante. La situación entre un pueblo raso y grupos políticos que carcomían el día a día.

Para mi gusto, al protagonista le ocurren demasiadas cosas y eso hace que le reste realismo a la novela. Pero creo que es esencial, totalmente esencial. Es una gran pena que este libro, haya sido desdeñado y no se le haya echo el caso que se merecía.

Ningún otro libro, consiguió darme tanta información y emocionarme al mismo tiempo.

#Charla #coloquio en la Blioteca provincial de Málaga

Biblioteca provincial de Málaga

El próximo día 6 de marzo a las 18:00 en la Tercera Planta de la Biblioteca provincial de Málaga (Avda Europa 46), tendré el honor de mantener una charla coloquio sobre mi libro “Las mujeres que fui”

Charla coloquio del libro Las mujeres que fui

La charla estará dirigida por mi querido compalero y amigo Juanjo L Gallego. También podré compartir esos momentos con mi gran amiga Malú Porras, la cual escribió un maravilloso prólogo. (Aunque tengo que decir que le regañé bastante, porque no quise que hablase sobre mí, aunque el amor la llevase a ello)

Escribir, no es sólo un proceso creativo que requiere un esfuerzo de estar, horas y horas, luchando: con el ordenador, con la pereza; con el estrés y otras malas artes. Escribir también es compartir, mantener largas charlas sobre tu obra en lo que puede, o debe ser. También escribir es promocionar, aunque esta parte es nueva para mí, y me supone grandes espuerzos, ya que no quiero que nadie piense que soy un pedante egocentrista.

Así, que ya puestos, quiero compartir y escribir esta hoja con todo el que se preste, poniendo simpre, la certeza del corazón.

Agenda cultural de Málaga

#Talleres de #Escritura #Creativa

Folleto Talleres

Se abre la nueva etapa de talleres de escritura creativa de Mitad Doble en colaboración con Librerías Proteo de Málaga.

En esta ocasión contamos con la participación de Santi Fdez Patón, premio “Lengua de trapo” y que impartirá la modalidad de novela.

Este año tenemos la particularidad de añadir los cursos de Escritura Creativa los jueves por la mañana de 10:00 a 12:00 y por la tarde de 19:00 a 21:00, e Iniciación a la Escritura Creativa los viernes por la mañana de 10:00 a 12:00 y por la tarde de 18:00 a 20:00. Para facilitar la posibilidad del acceso a tod@s los interesados.

Escribir, supone una terapia para sacar de nuestra alma: el amor, la tristeza, el recuerdo; la emoción. Es un pálpito de nuestro corazón, es darnos a nosotros mismos, la oportunidad de hacer aquello que antes no pudimos. Ahora, el ahora, tú ahora; no tiene excusas.

Para más información puedes escribir a: hola@mitaddoble.com o haz click (aquí)

 

#Crisis de canto

El 2015 se nos cae encima con un peso inexorable, que por un lado nos asfixia, y por otro nos libera. Y me sorprende, aunque es una forma de escribir ya que nada me sorprende a día de hoy, que los mismos gobernantes de siempre; sigan hablando de una gran creación de empleo.

¡Qué fácil es para usted, señor ministro, señor alcalde, o señora concejala! ¡Qué fácil es hablar con esa impunidad sobre trabajo, cuando usted nunca ha doblado la espalda fuera del partido! Cuando lo único que saben hacer, es colocar a su amigo del alma en un puestecito, otorgarles trabajitos a otros grupitos por el mero motivo de que son buenos comederos de culo que aplauden muy bien. ¡Qué oye!, quizás se puedan ganar la vida dando de comer a focas, la funcionalidad es siempre la misma, te doy un pescaito y me aplaudes.

Cansado me ando. De una constante de comentarios en los que hablan de “recuperaciones” que no veo. Brotes verdes que se fuman (o blancos que se esnifan). Cansado de ver cómo, sin palo al agua, se marchan de puestos a otros puestos. Que a dedazo sigan otorgando beneficios, que hagan caso omiso a la realidad mundana; y ahora con las redes se hagan fotitos de lo que hacen o dejan de hacer como si tuviésemos que darles de palmadas en la espalda.

No voy a decir nada nuevo, tampoco es mi intención. Sólo desahogar, las hinchadas pelotas de un sistema que todos sabemos rancio, pero que sienten como derecho propios adquiridos por el puesto en cuestión.

Hala! Ahí lo lleváis.

Las mujeres que fui

Presentación 5El pasado 25 de octubre, pude compartir un pequeño rayo de luz, mi primer libro “Las mujeres que fui”. Después del miedo inicial de publicar en solitario, de vueltas y búsquedas de fórmulas de auto-engaño, rompí en pedazos las incertidumbres para envolverme con un fino manto de CERTEZA.

Las mujeres que fui” es una pequeña novela compuesta de tres relatos: Salomé, la mujer del vientre de oro que seduce y que ahora es seducida. Alma, la segunda mujer que nunca pudo tener otro nombre que no fuese ese. Y Ella, una mujer sin nombre, que intenta controlar todo excepto el amor que se le escapa entre los dedos.

Fue un placer compartirlo con Ecuación Natural, la nueva tienda de cosméticos naturales en la calle Ramón Franquelo del centro de Málaga; con lacolaboración en la organización de Flor Zen, la preciosa tienda floral de Calle Beatas y la Asociación Barrio Picasso.

Presentación 10

En ésta nueva apuesta editorial de Mitad Doble, siempre tendré que agradecer a mis compañeros Augusto López, Amor de Pablo, Juan José L Gallego, Mon Magán, Laura Cerezo y Malú Porras (ésta última además prologuista de la novela) por estar siempre apoyando

A mis queridos amigos de la Librería Proteo, Jesús, Pepe por estar aconsejando y todo el equipo de la librería, Susana, Rosa, Carmen… ¡Todos! Escaparate Proteo

Ya todos, sumarme una vez más por haberme arropado, por compartir este momento conmigo, aunque incluso en la distancia; mi mitad estuvo tan presente como siempre.

¡Os quiero!

Si estás interesado en comprar el libro puedes solicitarlo en Librerías Proteo o en cualquier librería o haciendo click AQUÍ

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las mujeres que fui

Las mujeres que fui es la pequeña apuesta en la que el amor que se vive de forma cotidiana lucha contra el miedo y la resignación. Salomé es la primera de las tres protagonistas, recorre las calles de forma altiva encubriendo su corazón. Alma, protagonista del segundo relato, nunca pudo tener otro nombre que no fuese ese. Y la última historia, transcurrida entre recuerdos, el sol de las calles curvadas de la ciudad, intenta poner el cierre de forma muy sutil.

Las mujeres que fui
Jonatan Santos Moreno
Prólogo de Malú Porras
ilustración de portada, Sergio Moreno
Año de edición: 2014
ISBN: 978-84-942050-4-0
Precio: 5 €

 

Comienza la #Novela

IMG_5845-0.JPG

IMG_5843.JPG

Y comienza la esperada cuenta atrás.
Las mujeres que fui es un proyecto que comenzó con todo mi amor, hace cuestión de unos años. Se gestó en los talleres de Mitad Doble, aún cuando se daban en Calle Santa María (Ahora se dan en la Librería Proteo)
Ese esbozo se convirtió en un proyecto más serio y mi querido amigo Augusto López no dejó de dudar un momento -Tienes que publicarlo-
Y con las mangas remangadas puse en marcha mi exposición Libros Colgados. Después de reponer durante tres meses, más de cuatro veces la exposición debido a sus ventas, ahora miro entre mis manos, un pequeño hijo.
Con el prólogo de María Luisa Porras (la cual adoro), maquetado por Món Magán, corregido por Pilar Arijo y apoyado por mis amados mitaddobleros. Sale adelante.
Ahora mi turno, dejarlo ir, y el del lector, recogerlo.

#Exposición 1984 #Tattoo

IMG_5667.JPG

IMG_5668.JPG

IMG_5664.JPG

IMG_5661.JPG

Como siempre, un placer acompañar a grandes talentos, que aunque todos estamos en el proceso de comenzar la pequeñas andanzas, son grandes los resultados.
El centro de Tatuajes 1984 Tattoo en la Alameda de Capuchinos, convocó un evento donde diferentes dibujantes irán pintando un mural durante todo el mes de septiembre. A final de mes, dicho mural, será destinado a una obra social.
Encontrarme allí con Luis o Aintanze Cruceta fue como siempre un placer que me reportó grandes sonrisas.

#LibrosColgados Cuarta Edición

Presentación

Y no hay dos sin tres, pero tampoco cuatro. Es la cuarta vez que, desde hace dos meses, se ha vuelto a reponer todos los lienzos, expuestos y a la venta, en la Librería Proteo de Málaga.

El orgullo es inmenso para mí, como autor de este pequeño proyecto, el cual no esperaba la inmensa acogida recibida.  Y el, siempre infinitvo, apoyo de mis compañeros de Mitad Doble y Librerías Proteo.

Es por ello que durante todo el mes de septiembre, he regalado a la librería ocho pequeños Libros Colgados, para que todos puedan participar en varios sorteos que irán preparando.

A todos, nuevamente, gracias eternas. Y animar a participar en todo este proyecto, el cual va dirigido como una campaña para la publicación de mi primera novela. Gracias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Exposición “Libros colgados”

la foto 1(1)

 

 

Después de tanto aludir los caminos, de subidas y bajadas, llantos y risas; pensé en que al final toda mi alma la tenía que colgar.  Mis manos y mi espíritu es una letra tras otra que no deja de unirse a las demás, que termina por componer mi mundo. Y con todo un universo por compartir.

La exposición “Libros colgados” son lienzos donde he plasmado con mi vieja máquina de escribir, aquello que me corre. Vueltos a montar de nuevo, uno a uno, terminé de contar esa historia pintando con el corazón.

Cada uno de ellos, es original y único, formando trozos de mi aliento.

Agradecer la colaboración incondicional de Mitad Doble y Librerías Proteo.

 

Atardecer en la cama

20140301-235611.jpg(Foto Maite Fernández-Campón)

Por eso, de aquello de que te quiero,

de síntesis infrahumanas,

de pensar que todo acaba como empieza.

De las calles que se vuelven penumbra cuando asoma la luna,

caminando entre escombros de pasados marchitos,

olvidados.

Por eso, de conocerte sin conocer,

de hablar contigo sin voz.

Por eso y sólo por eso,

te quiero.

Riendo me tumbé, guardando debajo de la cama,

en una caja vieja de zapatos;

el sol.

Tiré por la ventana las manillas del reloj dejándolo en silla de ruedas.

Mi taquicardia extrema, me tranquilizó

La ciudad dormía apagada,

con luces cansadas de trabajar.

El recuerdo de tu sudor amargo,

se me calaba en la piel,

entorpeciendo mi respiración.

Me senté en la cama dándole una patada a la vieja caja de zapatos.

Intentando saber,

si anoche,

soñé.