Día

Algún día, se oirán como caen los ángeles desnudos del cielo, en algún momento que no esperemos, que pase nunca más. Algún día, se quitarán las ropas las monjas recatadas, para sorprender a las nubes que sinceras, ni las miran. Y cuando llegue aquel día, ese momento que no nos llega. Sonreirán los pájaros conSigue leyendo “Día”

Pequeña música nocturna, de Liliana Díaz Mindurry

Conocer a Liliana, la autora de “Pequeña música nocturna”, ha sido un enorme placer, y ser su maestro de ceremonias presentando sus libros en la Librería Proteo-Prometeo; ha sigo una gran experiencia.  Liliana es una gran mujer de letras, con una vida llena de experiencias novelescas, que han logrado hacer de ella un mujer fuerteSigue leyendo “Pequeña música nocturna, de Liliana Díaz Mindurry”

Hans Küng, mi #teólogía de cabecera

Yo quise ser teólogo, de hecho, nunca he renunciado a ello; pero la incompatibilidad de horario (y la pasta, porque una carrera es una carrera), me ha llevado a estudiar diversos maestros en la materia. Pero sobre todo, uno de los que me encantan, es Hans Küng. Este sacerdote alemán, fue compañero del Papa eméritoSigue leyendo “Hans Küng, mi #teólogía de cabecera”

Sucedió en Málaga

La mejor forma de conocer el lugar que nos cobija, aque de nuestros ancestros, o ese del que nos hemos enamorado; es por su historia. Nos dicen que también por su comida, su gente, sus costumbres… pero esto es más márqueting turístico que otra cosa. Nada, nada etenderémos sin la historia.  Recientemente, muchos medios deSigue leyendo “Sucedió en Málaga”

#Reseña “El chico de las estrellas”

Cogí el libro “El chico de las estrellas” de Chris Pueyo con bastante incredulidad, no me fío de los libros escritos por blogueros, youtubers, booktubers o pornotubers. No porque no confíe en la capacidad que puedan o no tener, sino porque aparecer en internet (incluso yo), no te hace un gurú-sabelotodo. La verdad, que noSigue leyendo “#Reseña “El chico de las estrellas””

Trasmundo

Buscar una historia. Hoy es de esos días en los que lees, pero no ves nada. En los que ha pasado varios días iguales, te das cuenta que han pasado meses, en que no encuntras nada. La inspiración ha desaparecido, y sólo lo pones con tilde porque odias a la Rae y sus normas, ySigue leyendo “Trasmundo”

#Reseña “Lo que el viento se llevó”

Todos hemos visto la película, una bellísima actuación, un levantamiento de ceja hasta el punto de partirse en dos, la mano alzada jurando a Dios y un no parar de imágenes que han pasado a la historia del cine. ¿Pero y su libro? “Lo que el viento se llevó” es la única novela que escribióSigue leyendo “#Reseña “Lo que el viento se llevó””

Deseo

La música cesó. Alzó la mirada antes de ponerse en pie. Muy despacio se levantó dejando ver su torso lleno de transparencias y sus piernas desnudas. En un principio no pensó llegar a tal punto. Pero la idea le golpeaba fuerte en la cabeza y a medida que la música aceleraba, su odio la acompañóSigue leyendo “Deseo”

Murakami y el Diazepam

Murakami, recorriendo la senda del Nobel que nunca llega, con un estilo propio y bien definido. Aquel que nos ha traído un gran números de obras literarias y tiene tantos seguidores. Yo no. La verdad respeto mucho a todos los escritores, yo mismo para hacer una obra tengo que sufrir sudores y lágrimas para conseguirlo;Sigue leyendo “Murakami y el Diazepam”

(RE)Amor

Ella aparece, quizás no tiene ganas de hablar, pero debe hacerlo. Le atormenta no saber qué decir, y una corriente eléctrica recorre su columna. Su cráneo cruje, siente que es una cáscara amarga que nada más le sirve para guardar secretos, rencor, pensamientos inacabados y otros sentimientos agrios. Él sabe lo que va a decirle,Sigue leyendo “(RE)Amor”

Paulo Coeló o no lo coas

Hablar de Paulo, ese escritor pseudo gurú de la autoayuda, es un terreno que para muchos está claro: vende humo facilón. Y yo, en ese punto, no voy a cambiar nada. Pero… quiero defender dos de sus obras.  Por un lado tenemos “A orillas del río piedra me senté y lloré”. Adoro este libro, simpleSigue leyendo “Paulo Coeló o no lo coas”

De Málaga a Shangay, no un adiós. 

   Hoy estoy triste. Aún no he llorado, quiero hacerlo, aunque él era siempre el maestro de la sonrisa. Hoy Málaga, ha amanecido lluviosa, con un gris poco de abril. Quizás siga aguantando las ganas de llorar, aunque llevo tres horas para hacer este texto, evitando hacerlo.  Yo era su Aladino, él mi genio. YSigue leyendo “De Málaga a Shangay, no un adiós. “